EXCURSIÓN MÉXICO 2016

Publicado por WEBMASTER | 30 Agosto, 2016

El siguiente texto no abarca toda la excursión de Proyectivo C, es sólo un intento por plasmar, a través de la explicación de uno de los días del viaje, lo que significó para la mayoría del curso.

Del 1 al 7 de agosto del presente año tuvimos nuestra excursión a Ciudad de México. Desde el momento en el que tomamos el bus que nos llevaría del aeropuerto al hotel, ese mágico lugar nos empezó a llamar la atención entre somnolientos avistamientos al paisaje, pues después de todo habiamos tenido un largo e incómodo viaje en el avión. Sin embargo, a medida que México se empezaba a revelar ante nosotros, más se empezaba a divisar en nuestros ojos un brillo de estupefacción. Este brillo tomó su mayor auge cuando vivimos uno de los regalos más trascedentes que tiene México para el mundo entero: “El ballet folclórico de México”, pues es una muestra, a través del baile, de la cultura que tanto ha caracterizado a los mexicanos alrededor del mundo. Es una obra de arte que recoge las creencias, las costumbres, las historias y, en definitiva, nos regaló una profunda experiencia de lo que siginifica la cultura mexicana.

Al ver esa presentación sentí un vacío en la boca del estómago. Creo que muchos otros sintieron lo mismo, pues dentro del teatro se creó una atmósfera en la cual mexicanos y extranjeros, jóvenes y ancianos, gritaban a todo pulmón ¡Viva México! Con lágrimas en los ojos, orgullosos de su cultura, o en el caso de quienes éramos extranjeros, asombrados por su cultura y la apropiación de la misma, ratifiqué esta idea cuando al hablar con algunos compañeros me decían “Parce lloré”, dos palabras que dan una idea de lo que puede generar esta obra de arte. Cabe aclarar que el ballet fue la última actividad de ese día, pero para mí fue la primera en importancia. Ese mismo día en la mañana, después de levantarnos y desayunar fuimos rumbo a las pirámides de Teotihuacán, una construcción arquitectónica tan enorme que desde kilómetros de distancia parece una imponente montaña.

Cuando llegamos sentimos un ambiente ancestral que se junta con una sensación de inferioridad al ver las monumentales pirámides. Quienes hayan ido o visto fotos pueden darse cuenta de lo impresionante que son, tanto en tamaño como en lo que significa la herencia azteca para el pueblo mexicano contemporáneo. Desde la cima de las pirámides del sol y de la luna se puede ver un formidable panorama que te provocan ganas de sentarte a admirarlo un rato, y ahí sentado, con los ojos puestos en esa llana vista, si te logras concentrar lo suficiente puedes imaginarte los tambores aztecas que señalan la antesala de un sacrificio, de la misma forma en como la experiencia estética del ballet te saca de ti y te deja un vacío en el estómago.

Después de las pirámides fuimos a la basílica de la virgen de Guadalupe, un lugar lleno de paz y serenidad, que como católico me producía una inmensa satisfacción y ganas de quedarme allí por siempre. Es un lugar con un jardín inmenso que, a su manera, también te producía la sensación de vacío en la boca del estómago. Posteriormente, fuimos al hotel, y de allí al Palacio de Bellas Artes para admirar el Ballet Folclórico de México.
Con este contexto puedo decir que lo más impresionante de esta vivencia fue darnos cuenta de que aunque en México hay todo tipo de culturas, y de que su historia, al igual que la de la mayoría de América-latina, es una mezcla de historias, de imposiciones y transculturaciones. Pero que aun así este país puede reconocer su identidad y potenciarla a tal punto que la mayoría de su comunnidad puede sentirse orgullosos de ser mexicanos. Además pueden hacer que un grupo de extranjeros lloren con una pequeña muestra de este sentimiento. Creo profundamente que, como México, Proyectivo C también puede apropiarse de toda su historia llena de altibajos, de mezcla de ideas, y de las diferentes formas de ser de cada uno de sus integrantes. Así como México nos mostró cómo se puede estar orgulloso de lo que se es y llegar a sentir la unidad nacional, Proyectivo C mostrará que también podemos estar orgullosos de ser Proyectivo C y de lo unidos que podemos llegar a ser.

NOTICIAS RECIENTES

VER MÁS NOTICIAS